Jerarquizar los contenidos. Siguiendo con el ejemplo de abrigos marrones, la actuación correcta sería:

  • –  Escoger bien la temática. Es decir, si tenemos una sección dedicada a los abrigos marrones infantiles no debe haber una para niño y otra para niña.
  • –  Usar bien las carpetas para organizar la información, como si de una oficina se tratase. Es decir, lo correcto sería tener una carpeta principal y dentro de ella subdividir los contenidos en otras carpetas, tal que así:

    Carpeta principal
    – /abrigos-marrones/

    Carpetas secundarias
    – /abrigos-marrones/abrigos-marrones-hombre/ – /abrigos-marrones/abrigos-marrones-mujer/
    – /abrigos-marrones/abrigos-marrones-nino/
    – /abrigos-marrones/abrigos-marrones-nina/

    Siguiendo este ejemplo, Google identificará nuestra carpeta principal /abrigos-marrones/ como la más importante y la posicionará.
    Usar demasiadas etiquetas
    La idea de las etiquetas es agrupar el contenido de la misma temática en el mismo lugar para contribuir a la organización de la web. Sin embargo, este elemento se ha usado para añadir palabras clave e intentar posicionar la página. El único resultado que tendrá con esto es la creación de una enorme cantidad de contenido duplicado.

    La mejor opción es utilizar las palabras justas para clasificar el contenido. Piense que, si ya ha añadido la palabra clave en el título, ¿qué sentido tiene añadir una etiqueta exactamente igual?

    Desde Supermedia Studio podemos ayudarle a solucionar estos problemas SEO y muchos más gracias a nuestro equipo de profesionales especializados en el marketing digital. No dude en contactar con nosotros si tiene alguna duda relacionada con el posicionamiento SEO.