Sin contenido no hay marketing. Por ello, es imprescindible la generación de contenido que siga una estrategia de posicionamiento SEO previamente definida: post para el blog, infografías, notas de prensa o contenido para las redes sociales. Todo debe estar enfocado en nuestro usuario.